Capitán Rico, 27 años salvando vidas como bombero

Desde la tragedia de Armero ocurrida el 13 de noviembre de 1985, el capitán Rafael Rico Troncoso supo que su vida estaría dedicada a ayudar a las víctimas de los desastres naturales.

Aún sin contar con la preparación adecuada, el capitán Rafael Rico Troncoso participó como voluntario en las labores humanitarias para atender a los miles de damnificados que llegaban a los albergues instalados en Ibagué.

Esta amarga experiencia, sumada a la voluntad de servicio, fue una de las razones principales para que el capitán Rico decidiera ingresar al Cuerpo Oficial de Bomberos en 1991, 6 años después de la catástrofe.

“Ser bombero es el sueño de muchos niños. Por cuestiones de la vida, en algún momento tuve la oportunidad de pertenecer a este grupo, y no lo pensé 2 veces. Desde entonces, siempre me he esforzado para ser un buen profesional y servir a la ciudad”, señala el capitán.

Rafael Rico Troncoso ha pertenecido 27 años al cuerpo de bomberos, y desde hace 13 años es el comandante de los 22 oficiales ibaguereños y tolimenses que se enfrentan día a día a las inclemencias de la naturaleza y al ardor del fuego.

capitan rico 2

 La vida entre llamas

El capitán ha sido testigo de las grandes tragedias que han marcado el devenir de la ciudad. Uno de sus recuerdos más vivos es el voraz incendio que consumió la Feria Escolar el 29 de marzo del 2008, cuando, alrededor de las 2:50 de la madrugada, las llamas, implacables, alcanzaron hasta 10 metros de altura y acabaron con varias edificaciones antiguas que todavía se conservaban.

Durante sus años como profesional, el comandante del Cuerpo Oficial de Bomberos también tuvo que atender otras grandes y recordadas conflagraciones como las de la termoeléctrica de Gualanday en 1995 y la fábrica de velas San Martín en 2013.

Lo importante es prevenir

Lo cierto es que para el capitán Rico es una prioridad que todos los ibaguereños sean conscientes sobre la importancia de aprender a prevenir el riesgo, sobre todo si se tiene en cuenta que la ciudad se enfrenta de manera permanente a amenazas naturales.

Ibagué es una ciudad que se encuentra en una situación de amenaza permanente. No estamos exentos de que ocurra alguna catástrofe. No es suficiente con tener instituciones capacitadas para reaccionar, también es necesario que los ibaguereños sepan qué deben hacer ante situaciones de emergencia. Debemos crear la cultura de la prevención”.

capitan rico 3De profesión, bombero

Rico es profesional en Seguridad industrial y especialista en Gestión ambiental. Como parte de su proceso formativo, actualmente adelanta estudios de maestría en Prevención de riesgos laborales.

¿Qué se necesita para ser bombero?

Rafael Rico: “Lo más importante es tener la disposición para enfrentar los riesgos. Un bombero debe estar en capacitación permanente para mejorar sus conocimientos. Por eso, nuestro Cuerpo Oficial todos los días está conociendo nuevas prácticas y tecnologías para ser mejores profesionales”.

¿Qué se viene para el Cuerpo Oficial de Bomberos?

R.R.: “El mejor cuerpo de bomberos no es el que más tiene, sino el que menos necesita. Por eso, de la mano de la Alcaldía de Ibagué, estamos trabajando en la renovación de la institución a través de proyectos importantes en materia de infraestructura y equipos. Queremos tener una entidad moderna, con más profesionales y más capacitada para atender situaciones de riesgo”.