Jiaru Li, una china en la Alcaldía de Ibagué

Jiaru Li hace parte del grupo de turismo de la secretaria de Cultura, Turismo y Comercio de la Alcaldía de Ibagué desde hace 5 meses.

Esta joven de origen chino viajó a Ibagué desde su natal Tong Chuan, cerca de Xi´an conocida por los guerreros terracota y de Chengdu, ciudad hermana de la capital tolimense.

Luego de estudiar Gestión turística en España, Jiaru Li decidió viajar a Colombia. Al llegar a Ibagué el cambio de clima hizo que extrañara su tierra y que descubriera lo húmedo y cálido del territorio andino.

Desde el mes de mayo es funcionaria de la Administración Municipal, trabajo que gira en torno a la formulación de estrategias para el desarrollo turístico de Ibagué, coordinación internacional entre China y Colombia en el marco de las relaciones de los dos países y el hermanamiento con Chengdu.

Ser funcionaria de una alcaldía es una experiencia única y excelente, los compañeros son amables y me ayudaron mucho cuando entré, me impresionó porque todos los que trabajamos en Turismo queremos mejorar la ciudad.

Jairu es como una embajadora de su país en Ibagué y cada vez que un compatriota suyo viene, ella lo recibe, lo orienta y le traduce todo lo que desde el idioma y la cultura no entiende.

Su misión como ciudadana extranjera y como parte de la Alcaldía ha sido la articulación de la ciudad a nivel internacional en temas de turismo, darle otra visión a los procesos de interacción con su país y otros que se han sumado al proyecto de conexión global en el que se encuentra la capital tolimense.

Alexander Vicens, asesor de turismo de la Secretaria de Cultura, Comercio y Turismo y compañero de Jiaru Li dice que el trabajo que ella hace representa una ganancia fuerte para el municipio, porque le permite a la gente tener otra visión de lo que puede llegar a ser una ciudad turística y de esa forma tener mayor impacto y ser atractiva para los turistas.

“Algo que nos gusta de trabajar con Jiaru Li es que le imprime esa idiosincrasia como China que es muy optimista. Ella vive muy encantada con la ciudad, para ella cada actividad que realizamos aquí en la secretaria es de gran agrado porque va conociendo la ciudad. Es una muy buena compañera de trabajo, se la lleva muy bien con todos”, dice Vicens.

A parte de compartir sus experiencias como extranjera en la ciudad, Jiaru trabaja en la zona rural incentivando a los campesinos para potenciar un turismo ambiental y de naturaleza.

Como ella misma lo reconoce, las relaciones entre China y Colombia han mejorado mucho desde los hermanamientos realizados. En esa medida, su involucramiento en el proyecto de Aula Confucio que pretende introducir el idioma Mandarín en Instituciones Educativas y la ciudad en general, es muy importante y es parte de sus objetivos.

Jiaru quiere seguir viviendo en la capital musical y también continuar con su trabajo en la alcaldía, realizando acciones para que estudiantes chinos viajen a Ibagué para potenciar el turismo académico.

La verdad me gustaría seguir trabajando en la alcaldía de Ibagué, hay gente que me invita a dictar clases de mandarín, como interprete, traductora en otros trabajos, pero a mí el trabajo en la alcaldía me gusta, me gusta la gente, me gustaría quedarme acá.

Y como ella misma lo dice: “su trabajo como China es “Por 伊瓦格 (Ibagué) 全心全意 (con todo el corazón)”.