Rendición de cuentas: un ejercicio democrático permanente

La política de rendición de cuentas se estableció desde el 2010 a través del documento CONPES 3654 y está enmarcada en la Constitución Política de Colombia. Esta iniciativa permite que los ciudadanos ejerzan control sobre el ejercicio del poder ejecutivo.

Rendir cuentas es una obligación de todas las entidades y organismos de la administración pública, motivo por el cual ha sido reglamentado por parte del Departamento Nacional de Planeación, específicamente en lo que tiene que ver con las audiencias públicas.

Con esto quiero decir que existe un marco normativo nacional para las rendiciones de cuentas, pero una cosa es “hacer la tarea” y otra, muy diferente, es lograr la legitimidad del ejercicio. No se trata solo de cumplir con la ley o de realizar un evento anual. Por eso, en esta Administración entendemos que este es un proceso permanente propio de la democracia participativa y del derecho que asiste a los ciudadanos de ejercer control social sobre la gestión pública.

Todas las semanas estamos en encuentros barriales y en centros poblados rurales. Llevamos nuestro equipo de gobierno hasta todos los rincones para rendir cuentas, informar, revisar las obras, concertar y escuchar a las comunidades.

Como parte del proceso, todos los días, desde las 6:00 de la mañana, transmitimos en directo desde Facebook el programa “Un café con Jaramillo”. Este espacio lo utilizamos para informar a los ibaguereños sobre las actividades diarias, así como para evaluar los logros y responder preguntas y sugerencias que hacen los ciudadanos.

También contamos con un periódico gratuito de amplia difusión llamado “La Consulta”, la página web de la Alcaldía y diferentes redes sociales. Estos medios nos permiten entregar información objetiva y veraz acerca de los logros y dificultades que enfrenta a diario la Administración Municipal.  

Nuestro compromiso permanente con los ibaguereños es realizar un ejercicio público transparente, tal como está establecido en nuestro programa de gobierno a través de 3 grandes mandamientos: no segregar, no depredad y no robar.

Según nuestro Plan de Desarrollo, tenemos 4 dimensiones: social, económica, desarrollo territorial e institucionalidad política. Con base en ello, desde la Alcaldía formulamos metas concretas que posteriormente hacen parte de las rendiciones de cuentas a través de análisis cuantitativos y cualitativos.

Este es un ejercicio de honestidad y respeto con los ciudadanos; decimos la verdad por impopular que pueda parecer. Con las rendiciones de cuentas promovemos los principios de transparencia y participación, ejes fundamentales para fortalecer la democracia y avanzar en los principios del buen gobierno.

El acceso a la información pública, oportuna y veraz es una estrategia para garantizar la participación. Por eso, desde ya, invitamos a la rendición de cuentas de todo el año 2018 que realizaremos el próximo mes de diciembre.